arritmias

Parada cardíaca y muerte súbita cardíaca

Definiciones
info501
La muerte súbita cardíaca (MSC) es una muerte natural producida por causas cardíacas que va precedida de una brusca pérdida de conciencia en la hora siguiente al comienzo de los síntomas agudos. Puede saberse o no que el paciente tenía una cardiopatía previa, pero el momento y la forma de la muerte son inesperados. En esta definición se integran los elementos clave de “natural”, “rápida” e “inesperada”. Consolida definiciones anteriores que han resultado conflictivas, sobre todo porque la definición con mayor utilidad operativa utilizada en el pasado difería según que fuera el clínico, el epidemiólogo cardiovascular, el anátomopatólogo o el investigador el que intentara definir los mecanismos fisiopatológicos. Cuando comenzaron a conocerse las causas y los mecanismos, estas diferencias se borraron.
Para que una definición de MSC satisfaga las condiciones clínicas, científicas, legales y sociales, debe incluir cuatro elementos temporales: 1) pródromos; 2) comienzo; 3) parada cardíaca y 4) muerte biológica. Como la causa próxima de la MSC es una alteración brusca de la función cardiovascular, fenómeno incompatible con el mantenimiento de la conciencia debido a la ausencia repentina de flujo sanguíneo cerebral, la definición debe recoger el breve intervalo temporal que transcurre entre la aparición del mecanismo responsable directo de la parada cardíaca y la consiguiente pérdida de la conciencia. Sin embargo, la definición de 1 hora se refiere a la duración del “episodio terminal”, que establece el intervalo entre el comienzo de los síntomas que anuncian el trastorno fisiopatológico origen de la parada cardíaca y el comienzo de la parada cardíaca propiamente dicha.
No suele haber signos ni síntomas premonitorios, pero durante los días o semanas anteriores a la parada cardíaca sí puede haber una sintomatología inespecífica. Los prodromos no son buenos factores de predicción del episodio inminente debido a su escasa sensibilidad, pero sí podrían ser más específicos de una parada cardíaca inminente cuando aparecen de manera brusca. La parada cardíaca suele ir precedida de dolor precordial, disnea o palpitaciones y otros síntomas de arritmia de comienzo súbito. Sobre el cuarto elemento, la muerte biológica, desde que se introdujeron las intervenciones extrahospitalarias y los sistemas de soporte vital, los pacientes pueden permanecer biológicamente vivos durante largos períodos de tiempo desde la aparición del proceso fisiopatológico que provoca una lesión irreversible y que, en definitiva, conduce a la muerte. En estos casos, el episodio fisiopatológico y clínico causal es la propia parada y no los demás factores responsables de la muerte biológica tardía. Sin embargo, debido a consideraciones de tipo legal, forense y, en cierta medida, sociales, debe seguirse usando la muerte biológica como definición absoluta de muerte. Por último, el forense que estudia las muertes sin testigo puede usar la definición de muerte súbita para una persona que se sabe vivía y funcionaba de manera normal 24 horas antes y ello se sigue considerando una definición adecuada dentro de unos límites obvios. La definición clínico-fisiopatológica generlamente aceptada de hasta 1 hora entre la aparición del episoido terminal y la muerte biológica requiere algunas especificaciones en circunstancias especiales.
El desarrollo de los istemas de intervención hospitalaria también ha dado lugar a inconsistencias en el uson de términos que hasta ahora se consideraban absolutos. La muerte se define biológica, legal y literalmente como un episoido absoluto e irreversible. Por tanto, y dado que es posible abortar la MSC o un paciente puede sobrevivir a una parada cardíaca o un colapso cardiovascular, la supervivencia tras un muerte (súbita) implica una contradicción de términos. Muerte, parada cardíaca y colapso cardiovascular son términos relacionados con el concepto de MSC.

Epidemiología

Causas de muerte súbita cardíaca

Anatomía patológica y fisiopatología

Características clínicas de los pacientes con parada cardíaca

Tratamiento de la parada cardíaca

Prevenciones de la parada cardíaca y de la muerte súbita de origen cardíaco

Muerte súbita y seguridad pública

Referencias

Myerburg RJ, Castellanos A. Parada cardíaca y muerte súbita cardíaca. En: Zipes DP, Libby P, Bonow RO y Braunwald E, coordinadores. Tratado de Cardiología. 7ª ed. Madrid: Elsevier; 2006. p. 865-908.

2009

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s